Últimas publicaciones

DISEÑO Y ELABORACIÓN DE MENÚ PARA CELIACOS

1 Me gusta

En este post queremos servir de guía para todas aquellas personas que sufren EC, y de cómo llevarla de la mejor manera tanto dentro como fuera de casa.

En ocasiones es difícil encontrar menús que se adapten a estas necesidades, y sobre todo que cumplan con la legislación que trata este tema, por ello, os damos unos tips para que podáis elaborar vuestros propios menús a la vez que disfrutamos de una dieta “healthy” variada y saludable.

TÉCNICAS DE PREPARACIÓN DE ALIMENTOS:

Se deben variar las diferentes técnicas culinarias empleadas en la preparación de lso menús, para que la dieta no sea monótona o aburrida. Por ello, es importante identificar diferentes formas de elaborar un mismo alimento. Las personas celíacas pueden utilizar las siguientes técnicas:

- Plancha o brasa- parrilla, para carnes, pescados y ciertas verduras.

- Papillote, para verduras y  pescados.

- Rehogado, para verduras de guarnición o primer plato.

- Vapor, especialmente para verduras y pescado.

- Cocido o hervido.

- Horno, para cocinar aves, carnes y pescados.

- Microondas.

- Fritos, rebozados o empanados, que se deben utilizar con moderación. En este caso, el rebozado se realizará con ingredientes que no contengan gluten como, por ejemplo, harina de maíz, copos de patata o un granillo fino de almendras.

- Estofados o guisos.

TIPOS DE CONDIMENTOS: 

Éstos se deben establecer en el tipo de condimentos que acompañará el plato. Es importante sustituir las grasas saturadas (mantequillas) por aceite de oliva. Como ejemplo de condimentos, están las salsas a base de harina sin gluten o grasas, tipo bechamel, mayonesa holandesa, quesos permitidos…

TEMPERATURA DE SERVICIO: 

Los diferentes platos se deben de servir a la temperatura adecuada, tanto por un tema de seguridad alimentaria como de degustación. Por ejemplo, no se recomienda elaborar alimentos a la plancha si no se han de consumir de forma inmediata o no se puede garantizar la temperatura de servicio, ya que, por una parte, si no se mantiene a la temperatura adecuada, puede dar lugar a una toxiinfección alimentaria; y, por otra, servir un alimentos a la plancha frío no es agradable. 

Guía para la confección de menús.

1. Consumir preferentemente alimentos naturales y sin aditivos que no contengan gluten  (cereales sin gluten, arroz, maíz, mijo y sorgo, verduras y hortalizas, frutas, legumbres, leche, derivados, carnes, pescados y huevos), reservando el consumo de productos manufacturados denominados “sin gluten” para casos o situaciones concretas.

2. Sustituir el pan de trigo por pan u otros productos similares sin gluten (tortas de arroz, pan de maíz).

3. Incluir, en cantidad suficiente, otros alimentos como patatas, legumbres, pasta alimenticia sin gluten…, para mantener una ingesta adecuada de hidratos de carbono y calorías. Es especialmente recomendable el consumo de legumbres, ya que  contribuyen al aporte de hidratos de carbono complejos, que normalmente está reducido en los celíacos al no poder consumir cereales como el trigo, la cebada ye l centeno.

4. Alternar los platos de carne con los de pescado. Escoger piezas de carne que sean magras y evitar los cortes muy grasos.

5. Utilizar preferentemente técnicas culinarias que aporten menos grasas a los alimentos: cocido o hervido, vapor, escalfado, rehogado, plancha, horno, papillote.

6. Utilizar moderadamente fritos, rebozados (con huevo y harina de maíz u otros ingredientes sin gluten), guisos y estofados grasos.

7. Limitar la grasas de condimentación: aceites, mayonesa y otras salsas.

8. Leer atentamente las etiquetas de los alimentos y evitar aquellos que enumeren ingredientes que no puedan verificarse como libres de gluten por el fabricante. 

Publicado en: Consejos, Alimentación, Salud, Recetas