Últimas publicaciones

¡LA VUELTA AL COLE!

2 Me gusta

¡LA VUELTA AL COLE!

La vuelta al cole no es únicamente comprar nuevo material, nuevos libros, mochila y madrugar, la vuelta al cole implica adquirir nuevos y buenos hábitos.

Con la vuelta al cole, los pequeños y los no tan pequeños volvemos a las rutinas mañaneras y cuesta acostumbrarse, por ello te proponemos algunos consejos y hábitos saludables para afrontar el día con energía y ganas.

Los hábitos alimenticios son comportamientos conscientes y repetitivos, que conducen a las personas a seleccionar y posteriormente consumir determinados alimentos, en su respuesta a influencias sociales y culturales. 

El proceso de adquisición de los hábitos alimentarios comienza en la familia. La infancia es el momento óptimo para adquirir unos buenos hábitos alimentarios que posteriormente servirán para llevarlos a cabo el resto de la vida. Estos hábitos se adquieren por repetición y de forma casi involuntaria. La familia tiene una gran influencia, la mayor parte, y esta se va reduciendo a medida que los niños crecen.

Por otro lado, la adolescencia, es un periodo de cambios fisiológicos más notables e importantes en el cual las necesidades fisiológicas se ven incrementadas. El adolescente necesitará una ayuda añadida para evitar adquirir gustos alimentarios que pueden ser perjudiciales para su salud y alterar su alimentación. Reconducir los hábitos alimenticios hacia lo saludable y detectar posibles trastornos alimentarios a tiempo es vital para el adecuado crecimiento y desarrollo. 

Levántate con el pie derecho y con fuerza, y para comenzar el día toma un vaso de agua. Beber agua en ayunas, ayuda a hidratarnos después de las horas de sueño, elimina toxinas y todas aquellas sustancias que el cuerpo no necesita, activa el metabolismo, pone en funcionamiento nuestro aparato digestivo, estimula el movimiento intestinal y previene el estreñimiento.

Consumir agua por la mañana es un buen hábito que todos podemos tomar para cuidar nuestro organismo y nuestra salud. Es muy importante saber cómo consumir agua. Debe hacerse moderadamente y de forma pausada ya que resultará más beneficioso para nosotros que si lo hacemos en grandes cantidades y en muy poco tiempo. También puedes añadirle a tu vaso de agua en ayunas un poco de jugo de limón. 

Aprovecha el desayuno para comer abundante, rico, equilibrado y sano. Te recomendamos comer sin prisas, a un ritmo más bien pausado para digerir adecuadamente y evitar reflujos, "empacho" o malestar. Es importante incorporar fibra a través de cereales integrales y/o fruta. 

En las siguientes comidas te recomendamos que selecciones alimentos menos calóricos que aporten a tu dieta minerales, fibra, vitaminas... 

En el caso de comer fuera de casa y llevarte la comida al trabajo, te aconsejamos que elijas un recipiente de cerámica, vidrio o plástico. Si te resulta complicado o no tienes tiempo de prepararte comidas muy elaboradas te proponemos que optes por otras opciones como ensaladas frescas, sándwiches vegetarianos con pan integral, vegetales y queso magro o sopas deshidratadas (sopas de sobre). 

Es la hora de cenar, y es muy importante que realices todo lo contrario a la comida. Escoge alimentos con bajo índice calórico, ligeros, fáciles de cocinar y de temporada. Te proponemos la idea de que cocines verduras en el microondas, ya que además de ser una técnica rápida, también resulta saludable porque al utilizar poca agua, estos alimentos pierden menos minerales como el ácido fólico (se encuentra principalmente en los vegetales verde oscuro, como brócoli y espinaca, en legumbres y en cereales enriquecidos) y concentran más sus sabores. También puedes escoger alimentos como carnes blancas magras (pollo sin piel) y pescados. Fruta de todo tipo y lácteos descremados. 

Para cumplir todas las pautas y requisitos enumerados anteriormente, tiene mucha importancia la manera de realizar la compra. No únicamente es el hecho de comprar productos más sanos/saludables o menos sanos, sino que también tiene mucha influencia si se realiza la compra "hambriento" puesto que nos parecerán los alimentos más apetecibles y habrá más riesgo de escoger alimentos calóricos. Te ayudará mucho llevarte preparada una lista con todos aquellos alimentos que debes comprar y que son beneficiosos para tu dieta y tu salud.

Publicado en: Consejos, Alimentación, Salud, Recetas